La enfermedad autoinmune es una epidemia moderna de la sociedad. Hoy en día, hay más de 100 enfermedades autoinmunes y la AARDA (Asociación Estadounidense de Enfermedades Autoinmunes) estima que 50 millones Los estadounidenses tienen una o más enfermedades autoinmunes.

Pero ¿por qué sucede esto? Aunque un tercio del riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunes es provocado por la predisposición genética, los otros dos tercios se deben a la dieta, el estilo de vida y el medio ambiente.

Los expertos reconocen que ciertos factores dietéticos, elecciones de alimentos y estilos de vida son clave para las enfermedades autoinmunes. También significa que podemos controlar y cuidar las enfermedades autoinmunes. regresión simplemente cambiando su dieta y siendo más consciente de su sueño, actividad y ejercicio.

Contenido del artículo:

  • ¿Qué es AIP?
  • ¿En qué se diferencia la AIP de otras dietas?
  • La idea, el objetivo, la estrategia y el enfoque de AIP
  • Cómo funciona el Protocolo autoinmune AIP
  • Quién es adecuado y quién no es adecuado para AIP
  • Pros y contras de la dieta AIP
  • Investigación y potencial
1 ¿Qué es AIP?

El Protocolo Autoinmune (AIP) es un enfoque complementario al tratamiento de las enfermedades crónicas, enfocado en proporcionar al organismo los recursos alimenticios que son necesarios para el funcionamiento equilibrado del sistema inmunológico, hormonas, intestinos y ayudan a curar los tejidos, y al mismo tiempo desplazar los estímulos inflamatorios de la nutrición y la imagen de la vida. Es decir, la dieta AIP forma una dieta equilibrada y completa, evita los alimentos refinados y procesados ​​y las calorías vacías, y en el estilo de vida AIP fomenta: sueño adecuado, manejo del estrés y actividad - como estimuladores inseparables del sistema inmunológico. Se considera que los alimentos contienen dos tipos de componentes: los que promueven la salud (nutrientes) y los que perjudican la salud (compuestos inflamatorios). Aunque también hay tipos de ingredientes que no fortalecen ni dañan la salud, no se utilizan para evaluar los beneficios y el valor de los alimentos.

Hay más de un centenar de enfermedades autoinmunes confirmadas y un número significativo de enfermedades de origen autoinmune (lista completa aquí). La causa fundamental de todas las enfermedades autoinmunes es la misma: el sistema inmunológico, que se supone que nos protege de la invasión de microorganismos, se vuelve contra nosotros y ataca nuestras proteínas, células y tejidos. Pero qué proteínas, células y tejidos son objeto de críticas, determina la enfermedad autoinmune y sus síntomas. Por ejemplo, en la tiroiditis de Hashimoto, se ataca la glándula tiroides, en la artritis reumatoide, los tejidos de las articulaciones y en la psoriasis, las proteínas dentro de las capas de células que están contenidas en la piel.

¿Cómo puede el sistema inmunológico confundirse y atacar su propio cuerpo? Resulta que la autoinmunidad (la capacidad del sistema inmunológico para atacar los tejidos nativos) es un "accidente" relativamente común. Aproximadamente el 30% de las personas tendrán niveles medibles de autoanticuerpos (anticuerpos que se unen a ciertas proteínas en nuestro cuerpo en lugar de (o además de) un antígeno, una proteína extraña) en la sangre en cualquier momento.

Esta falla es tan común que nuestro sistema inmunológico tiene la posibilidad de cometer varios errores al detectar la autoinmunidad y suprimirla. Lo que sucede en una enfermedad autoinmune no son solo casos de autoinmunidad, sino también la negativa del propio sistema inmunológico a combatir y acumular tanto daño en células / tejidos que se manifiesta como síntomas de la enfermedad.

Esta cadena (que termina en una enfermedad autoinmune) es el resultado de la interacción entre sus genes y el medio ambiente. Esta es la tormenta ideal de factores en los que el sistema inmunológico deja de distinguirse (nuestro cuerpo) del "ocupante". AIP es una estrategia que utiliza la dieta y el estilo de vida para regular el sistema inmunológico, detener estos ataques y permitir que el cuerpo se cure.

2 ¿En qué se diferencia la AIP de otras dietas?

La diferencia entre el protocolo autoinmune y otros patrones dietéticos es que el AIP traza una línea entre "sí" y "no" para obtener la máxima cantidad de compuestos saludables en la dieta y reducir la cantidad de compuestos dañinos. Las personas integrales o más sanas pueden tolerar alimentos menos óptimos y permitírselo, a diferencia de las personas con mala salud. El protocolo autoinmune puede verse como una versión rentable de otras estrategias dietéticas basadas en evidencia.

El protocolo autoinmune se centra en alimentos densos y ricos en nutrientes (despojos, mariscos, verduras). Sin embargo, la AIP excluye los alimentos que están permitidos en la Paleodiet típica y estimulan el sistema inmunológico o dañan los intestinos: en particular la solanácea (tomates, pimientos, etc.), así como huevos, nueces, semillas, alcohol.

3 El propósito, idea, estrategia y enfoque de AIP

El propósito de AIP es reponer el cuerpo con nutrientes, evitando cualquier alimento que contribuya a la enfermedad o dificulte los esfuerzos del cuerpo por recuperarse. AIP es una estrategia que elimina los productos que están frenando nuestra salud. El AIP también establece que las categorías remotas de alimentos que aún tienen ciertas preferencias dietéticas pueden reintroducirse en la dieta. AIP no es una sentencia de por vida, sino una herramienta que permite comprender cómo responde nuestro cuerpo a los alimentos, los estilos de vida, el medio ambiente y tiene en cuenta los problemas de salud individuales.

La idea de AIP es que es un enfoque holístico de la salud y no se limita a la dieta, sino que también se enfoca en otros factores de la vida que son importantes para los administradores de la función inmunológica: los intestinos y las hormonas.

El enfoque de AIP: sueño adecuado, manejo del estrés, evitar la fatiga y el esfuerzo excesivo, llevar un estilo de vida activo. Todos estos factores y sus conexiones afectan directamente al microbioma intestinal y al sistema inmunológico:

  • estrés crónico + sobreesfuerzo: aumenta la permeabilidad intestinal;
  • sueño + nivel de estrés + actividad: los principales administradores de hormonas;
  • estrés + fatiga: hace que el cuerpo sea más vulnerable a la inflamación;
  • los aspectos reguladores del sistema inmunológico son más activos cuando dormimos y la calidad del sueño está asociada con el estrés;
  • comunicación + tiempo en la naturaleza, por el contrario, contribuyen a la salud del sistema inmunológico y de otros sistemas.
4 Cómo funciona el Protocolo autoinmune AIP

2 + 1 tipos de productos en AIP

Algunos alimentos son superalimentos para la dieta: contienen muchos componentes útiles (por ejemplo: la mayoría de verduras, mariscos y vísceras, es decir, despojos) y pocos (o ninguno) que socaven la salud.

Otros productos están "perdiendo": carecen (o no tienen) componentes que fortalezcan la salud, y al mismo tiempo están llenos de compuestos problemáticos. Ejemplos de productos "no rentables" incluyen cereales con gluten, cacahuetes y la mayoría de los productos de soja.

También existe un tercer tipo de productos de la zona "gris", entre los dos extremos. Como los tomates: contienen algunos nutrientes, pero también son ricos en varios compuestos que sobreestimulan el sistema inmunológico. Los investigadores incluso han utilizado tomates en vacunas, ya que coadyuvantes .

Cómo funciona el Protocolo autoinmune AIP

El protocolo paleo-autoinmune funciona abordando cuatro áreas clave que son factores importantes en las enfermedades crónicas y autoinmunes. Con base en la información obtenida de más de 1200 estudios científicos, estas recomendaciones de la AIP sobre dieta y estilo de vida están dirigidas a:

1. Densidad de nutrientes. El sistema inmunológico (y, de hecho, todos los sistemas del cuerpo) necesita muchas vitaminas, minerales, antioxidantes, ácidos grasos esenciales y aminoácidos para su funcionamiento normal. Las deficiencias y los desequilibrios de micronutrientes son actores clave en el desarrollo y progresión de las enfermedades autoinmunes. El enfoque en consumir los alimentos más nutritivos permite que el exceso sinérgico de micronutrientes corrija tanto las deficiencias como los desequilibrios, apoyando la regulación del sistema inmunológico, los sistemas hormonales, los sistemas de desintoxicación y la producción de neurotransmisores. Una dieta rica en nutrientes proporciona los componentes básicos que el cuerpo necesita para curar los tejidos dañados.

2. Salud intestinal. La disbacteriosis intestinal y el "intestino permeable" son factores clave en el desarrollo de enfermedades autoinmunes. Los alimentos recomendados por el protocolo autoinmune apoyan el crecimiento de niveles saludables y una variedad saludable de microorganismos en el intestino. Se deben evitar los alimentos que irritan o dañan la mucosa intestinal así como la composición microbiana de los intestinos. En cambio, vale la pena elegir productos que ayuden a restaurar la función de barrera del intestino y el microbioma y promuevan la curación.

3. Regulación de hormonas. Lo que comemos, cuándo y cuánto, afecta las diversas hormonas que interactúan con el sistema inmunológico. Cuando los factores dietéticos (como alimentos con alto contenido de azúcar o refrigerios regulares en lugar de comidas saludables que se descomponen con el tiempo) interrumpen la regulación de las hormonas y el sistema inmunológico está expuesto a ellas (generalmente estimulado). AIP está diseñado para estimular la regulación de hormonas y, por lo tanto, el sistema inmunológico. Las hormonas también dependen de cuánto dormimos, cuánto tiempo pasamos al aire libre, cuánto y qué tipo de actividad hacemos, y qué tan bien podemos reducir y manejar el estrés.

4. Regulación del sistema inmunológico, que se logra al restaurar una variedad y cantidad saludables de microorganismos saludables en el intestino. Y al restaurar la función de barrera del intestino, proporcionando una cantidad suficiente de oligoelementos que son necesarios para el funcionamiento normal del sistema inmunológico y la regulación de hormonas clave. La dieta y el estilo de vida de AIP proporcionan tanto recursos como la capacidad de regular el sistema inmunológico. La regulación inmunológica en combinación con la curación de tejidos es exactamente lo que explica la reducción de los síntomas de las enfermedades autoinmunes.

La inflamación es un factor en todas las enfermedades crónicas, y es un área donde la alimentación puede ser importante y cambiar mucho. En algunos casos, un sistema inmunológico que no se regula a sí mismo de forma adecuada provoca una enfermedad; en otros casos, es solo un elemento de la enfermedad o la causa de su aparición. Pero la inflamación siempre está presente. Esto significa que reducir la inflamación y proporcionar al sistema inmunológico los recursos necesarios y la autorregulación puede ayudar con cualquier enfermedad crónica. Esto es importante porque la inflamación se ve críticamente afectada por nuestra dieta, nuestro buen sueño, nuestra susceptibilidad al estrés y nuestra actividad. Es por eso que las enfermedades crónicas pueden reaccionar de manera positiva y notable a los cambios en nuestro estilo de vida.

Es importante que la comida tenga potencial terapéutico para cualquier enfermedad crónica, pero esto no hace que la comida sea una cura. Dependiendo de la enfermedad que estés tratando de combatir, su duración, su agresividad, así como sus complicaciones específicas, los cambios en tu dieta pueden llevar a una recuperación completa, o una ralentización en la progresión de la enfermedad. Estos son los éxitos por los que vale la pena luchar. Es posible que una buena dieta no sea la panacea en la que dependa, pero puede ayudar.

Cuando acepta los términos del protocolo autoinmune, sus elecciones de alimentos se centrarán en comer nutrientes para mantener la recuperación. Se trata de productos que aportan al organismo todo lo que necesita para dejar de atacarse a sí mismo, reparar tejidos ya dañados y volverse sano. Estos son: proteínas, carbohidratos, grasas: para el metabolismo normal, la construcción de nuevos tejidos y la producción de hormonas, proteínas importantes y moléculas de señalización. También es una gama de vitaminas, minerales y antioxidantes solubles en agua y grasa para eliminar la inflamación, regular el sistema inmunológico y mantener el funcionamiento normal de todos los sistemas del cuerpo.

5 Quién es adecuado y quién no es adecuado para AIP

este la dieta es adecuada a cualquier persona que haya sido diagnosticada o se sospeche que tiene una enfermedad autoinmune. Una dieta libre de alimentos que irriten los intestinos, provoquen disbacteriosis y activen el sistema inmunológico. Tiene suficientes nutrientes y por lo tanto se puede adherir a la nutrición durante toda la vida. Tenga en cuenta que si su enfermedad autoinmune causa sensibilidad a ciertos alimentos fuera de nuestra lista, vale la pena considerarlo.

La dieta no será adecuada o puede causar dificultades. para vegetarianos y veganos. La AIP implica el consumo de carne y despojos, y la eliminación de productos como legumbres, soja y solanáceas. Y si los vegetarianos y veganos aún pueden hacer frente al primero, entonces la eliminación de las legumbres vitales, la soja será más difícil porque son una parte importante de su dieta.

6 Pros y contras de la dieta AIP

Si hablamos del Protocolo Autoinmune, se pueden combinar los pros y los contras de esta estrategia.

Contras: Por un lado, esta es una dieta restrictiva, elimina de la dieta una lista significativa y considerable de alimentos familiares y asequibles, lo que complica la transición a este tipo de alimentos.

Pero, al mismo tiempo, el protocolo autoinmune es una dieta de eliminación (el cumplimiento del 100% de la AIP a menudo se denomina fase de eliminación). Y reintroducir los alimentos que evitaste es parte de esta dieta de eliminación para optimizar la salud a lo largo de la vida.

Obtenga más información sobre la reintroducción, en particular, cómo hacerlo, cuándo hacerlo y qué productos ingresar primero: aquí.

Existe una experiencia común cuando una persona comienza a sentirse tan bien en AIP que tiene miedo de intentar reintroducirse. Pero la reintroducción es un paso fundamental en el camino hacia la salud. ¿Por qué? Porque algunos alimentos incautados (como huevos, nueces, semillas, cacao y productos lácteos) tienen un valor nutricional significativo y pueden mejorar la densidad general de nutrientes en la dieta si el cuerpo los absorbe bien.

Además, si tiene flexibilidad en su dieta, cuanto más fácil es la vida, menos dificultad para comer en restaurantes o mientras viaja, en una reunión de negocios, una reunión con amigos o en otra situación social. Y el conocimiento de su percepción, que recibirá de las presentaciones repetidas, le brinda nuevas oportunidades. Si la reintroducción va bien, entonces tendrá nuevos alimentos que deben agregarse a la dieta y, por lo tanto, diversificarlos.

Las desventajas incluyen la dificultad de reintroducción. Si bien es importante comprender que incluso tener una reintroducción fallará, también será información importante que le permitirá conocer los factores y productos que afectan su enfermedad y la causan. En el futuro sabrá qué caras no deben cruzarse.

Si la reintroducción es mala (lo que sucede, pero muy raramente), recuerde que AIP es un gran conjunto de herramientas para la recuperación y ahora tiene las habilidades y el conocimiento para recuperarse rápidamente. Simplemente vuelva al 100% de AIP, ajuste su sueño y reduzca su actividad hasta que se sienta mejor.

7 Investigación y potencial

Contando con obras de más de 1200 investigar, AIP está respaldada por evidencia de ensayos clínicos.

Ahora, el Ph.D. de Sarah Ballantyne, Paleo Approach, sigue siendo la guía más reciente de AIP, y Mickey Trescott (Mickey Trescott, NTP) y Angie Alt, NTC's Guide to Autoinmune Recovery, CHC), un recurso que ayuda a seguir la autoinmunidad. protocolo.

Skopincev.
Dmitry Skopintsev

neurólogo, médico de familia, médico ayurvédico, fitoterapeuta, fundador y médico jefe de la Clínica Ayurvédica Salendula (Hungría)

 

La medicina conoce una serie de enfermedades autoinmunes, pero también hay una gran cantidad de reacciones que no están incluidas en ciertas nosológico grupos y no están descritos por diagnósticos específicos, pero impiden que una persona viva.

El protocolo AIP tiene como objetivo salvar a una persona de estos problemas, pero hay algunos "PERO".

Primero, hay una serie de productos que son beneficiosos en términos de AIP, pero no sabemos cómo reaccionará el cuerpo de una persona, por ejemplo, a la carne de los órganos internos de los animales. Una persona puede carecer de enzimas u otras enzimas necesarias para descomponerlas. Y para tal grupo de proteínas en los seres humanos se creará un nuevo complejo inmunológico. Y el complejo inmunológico ya es un mecanismo sensibilizador, irrita el sistema inmunológico y lo vuelve más agresivo. Si esto sucede dos o tres veces, entonces hay un dominante en la memoria del sistema inmunológico (porque hay ciertas células y moléculas que son portadoras de la memoria). El sistema inmunológico recuerda que hubo tal reacción a cierto producto, y cuando el producto ingresa nuevamente al cuerpo, hay agresión en su propio tracto gastrointestinal. La ciencia conoce los principales productos por los que se produce la autoinmunización (lactosa, gluten, etc.). La complejidad de las enfermedades autoinmunes es que nadie puede decir con certeza si una persona tiene una reacción paradójica a un producto, incluido el protocolo.

En segundo lugar, es importante no poner la dieta en el centro de todo. Porque la calidad de los productos que se incluyen en la lista (lista de dietas) juega un papel importante en la nutrición. Hay personas que comen pan fácilmente en Eslovenia y no pueden comerlo en Hungría porque es un pan diferente, un trigo diferente, lo que determina las gluteninas y cómo las percibe el cuerpo.

En tercer lugar, vale la pena considerar la fuerza del tracto digestivo. En algunos, el tracto digestivo puede manejar y eliminar todo lo que no se necesita, para proporcionar autolimpieza. Y en otros TP es tan débil que puede ser una fuente de complejos autoinmunes. La fuerza y ​​la eficiencia del tracto dependen del estado del sistema nervioso. Y el sistema nervioso: de las condiciones sociales, de la constitución del hombre, del carácter, del estrés.

Si una persona sufre de una enfermedad autoinmune, entonces una persona puede probar la dieta AIP. Pero, como con cualquier enfermedad, debe trabajar de manera integral con los grupos autoinmunes: trabajar con la conciencia humana, trabajar con el sistema nervioso, restaurar las condiciones sociales humanas y comprender que necesita comer alimentos de calidad y tanto como el cuerpo individual pueda digerir.

Fuente: thepaleomom.com
Traducción: Rhythms Media.ink
Collages: Rhythms Media.ink

Materiales populares

Te subiste versión beta sitio web rytmy.media. Esto significa que el sitio está en desarrollo y pruebas. Esto nos ayudará a identificar el número máximo de errores e inconvenientes en el sitio y hacer que el sitio sea conveniente, efectivo y hermoso para usted en el futuro. Si algo no funciona para usted, o si desea mejorar algo en la funcionalidad del sitio, contáctenos de cualquier manera que sea conveniente para usted.
BETA